sábado, 14 de março de 2015

El Mercosur prioriza la perspectiva de derechos humanos con la asunción de Paulo Abrao al frente del área

El doctor en derecho y ex secretario de Justicia en Brasil Paulo Abrao asumió como secretario ejecutivo del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur (IPPDH), que tiene como objeto coordinar las acciones referidas a esa área en toda la región, y “prestar asesoría” para eliminar los obstáculos que impiden el desarrollo de los derechos humanos.




“Si en situaciones como el Plan Cóndor, otros gobiernos cooperaron para violar los derechos humanos, ahora el terreno está dado para que estos gobiernos puedan cooperar”, indicó Abrao al asumir el cargo que representará por dos años, en el órgano que coordina las políticas públicas de los países miembros del bloque regional.

En un acto realizado hoy en el Palacio San Martín porteño, Abrao, quien ejerció la Secretaria de Justicia de Brasil y la presidencia en la Comisión de Amnistía del Estado brasileño que promueve procesos de reparación y memoria para las víctimas de la dictadura militar, tomó posesión de su cargo acompañado por el secretario de DDHH de la Nación, Martín Fresneda; el ex juez español Baltasar Garzón y otras autoridades del Mercosur y de los Estados parte.

“Tenemos un rol muy importante, que es el de ayudar en la integración de los países en términos de institucionalidad para prestar asesoría y apoyo técnico en proyectos de cooperación que puedan ser implementados a nivel regional, para que desarrollen cada vez más políticas públicas en derechos humanos en los países de la región”, mencionó el funcionario a Télam.

Según Abrao, esta integración debe ocurrir “necesariamente bajo una perspectiva de derechos humanos”.

“El objetivo es que todas las cuestiones en materia de cooperación, en materia de construcción de identidad tengan como base la idea de respeto de los derechos humanos; por lo tanto, el compartir los valores comunes entre nosotros y construyendo poco a poco una visión propia y sudamericana de una forma de sociedad, o sea es una contribución política en la que el Instituto debe ayudar”, agregó.

El IPPDH, que nació en una charla un 24 de marzo de 2006 pero tomó solidez institucional recién hace cuatro años, tiene una pretensión política, que como afirma Abrao, se basa en “servir a los pueblos en su demanda por eliminar las particularidades nacionales que impiden la consecución plena de los derechos humanos”.

Mediante esta coordinación de políticas publicas de los distintos países, Abrao, quien sucede en el cargo al argentino Víctor Abramovich, planteó el desafío de lograr “superar las particularidades de cada país” mediante “un refuerzo de los procesos normativos y legislativos”.

“Debemos construir marcos legales que sean compartidos por los países para que los derechos sean los mismos y se superen pequeñas burocracias que obstaculizaren esos derechos”, agregó tras mencionar como ejemplo la construcción en 2009 del Convenio de Residencia de Mercosur, donde se planteó la posibilidad de la residencia temporaria y luego permanente de los ciudadanos.

Fresneda, por su lado, quién presentó en el acto al nuevo Secretario Ejecutivo del IPPDH, subrayó que para llevar adelante el compromiso del organismo hace falta cumplir con una “agenda desafiante” y “pendiente” en la región y remarcó la necesidad de “llevar niveles de conciencia en cuanto a que los derechos humanos son imprescindibles”.

FONTE: http://www.telam.com.ar/notas/201503/97684-el-mercosur-prioriza-la-perspectiva-de-derechos-humanos-con-la-asuncion-de-paulo-abrao-al-frente-del-area.php

Nenhum comentário:

Postar um comentário